lunes, 19 de diciembre de 2016

Quinta transferencia embrionaria

Cuando empecé a escribir este blog estaba esperando los resultados de inmunología tras mi tercer aborto. Empecé a contar desde el principio mi historia por si a alguien le podía ayudar. Ahora escribo "en tiempo real". El viernes 9 de diciembre me transfirieron el tercer blasto de mi segunda fiv con DGP y mañana, día 20, tengo la beta para determinar si estoy embarazada o no.

La preparación de la transferencia fue como las demás, con la novedad de introducir más medicación siguiendo la pauta de la inmunóloga. Me aumentaron la dosis de dexametasona, para que el endometrio fuese mucho más receptivo, y me añadieron heparina. Mi bollito descongeló bien y se vino conmigo. Mi novio volvió a entrar conmigo en el quirófano y vimos cogidos de la mano cómo salía dando un salto de la cánula. El inicio de la betaespera fue muy tranquila y confiada y a medida que se acerca la beta he empezado a flaquear, como me pasa siempre.

Sé que para muchas esta combinación corticoides+ heparina + adiro ha supuesto poder llevar un embarazo a término, pero yo no puedo evitar tener miedo al resultado de mañana. Miedo porque no me han dicho claramente qué es lo que hace que pierda los embarazos. Miedo porque ya me han salido mal tantas cosas que deberían haber salido bien que por qué esta vez iba a ser diferente.

Hace poco leí un artículo acerca de los bebés que nacen después de sufrir varios abortos. Les llaman bebés arcoíris. Me parece una forma preciosa de llamar a un bebé que efectivamente viene a llenar de luz y color a pesar de que sigue lloviendo porque los bebés que se fueron no se olvidan fácilmente. Os dejó aquí el enlace:

http://m.bebesymas.com/recien-nacido/ya-estoy-aqui-un-poema-en-homenaje-a-los-bebes-arco-iris

No puedo evitar preguntarme si mi bollito será mi bebé arcoíris.

No hay comentarios:

Publicar un comentario